Yoga para mamás y bebés

Beneficios:

Hacer yoga después de dar a luz permite a la mujer practicar ejercicio de forma gradual junto a su bebé. Además se adquieren herramientas para descansar físicamente, dormir mejor y relajarse. Se comparte además con el bebé una actividad de la que se benefician ambos y afianza la relación entre los dos.

 

Los beneficios del Yoga para mamás y bebés son:

 

  • Mejoramiento del funcionamiento del cuerpo. Con este yoga se ponen a tono todos los sistemas de cuerpo (nervioso, glandular, respiratorio, digestivo, linfático, etc.) y disfrutarás de una buena salud.
  • Reducción de estrés. Tu mente se vuelve más flexible al igual que tu cuerpo, y con las técnicas de relajación se calma la mente y se tiene una sensación de paz y tranquilidad interior. Te ayudará a disipar las preocupaciones y dudas que tengas en la crianza de tu bebé.
  • Abrirás tu corazón. Aprenderás a disfrutar de tu maternidad y de la vida, se convertirá en algo relajado y divertido, los cambios los tomarás como parte de ese proceso maravilloso de ser madre. Estarás abierta a dar y recibir amor, te sentirás cuidada y estarás enamorada de la vida y toda esta energía positiva se la transmitirás a tu bebé.
  • Aumento de la conciencia. Percibirás tus pensamientos y sentimientos más abiertamente y comprenderás cuales son las necesidades de tu vida y de tu bebé.

“Aumenta tu capacidad pulmonar, respira mejor”

Más beneficios:

Beneficios para la mamá:

 

  • Recuperas la figura anterior a tu embarazo gracias a posturas idóneas que trabajan la zona del perineo. Los ejercicios le devuelven el tono muscular a tu cuerpo.
  • La circulación sanguínea en las piernas y en la zona lumbar (espalda) poco a poco regresa a la normalidad.
  • Descansas mejor debido a la liberación del estrés en tu organismo.
  • Previene la depresión post parto. Bienestar psicológico y emocional.

Beneficios para el bebé:

 

  • A través de los masajes relajantes duerme mejor, y disminuyen los cólicos o gases de los primeros meses.
  • Recibe estímulos a nivel auditivo, visual y táctil.
  • Con los ejercicios de respiración controlas tu estrés y le transmites tranquilidad a tu bebé.
  • Contribuye a la adaptación mamá-bebé y a que se consolide la conexión con tu bebé.